El sol afecta en algo a nuestros músculos?

Opiniones a cerca de El sol afecta en algo a nuestros músculos? del foro Culturismo & Fitness España, en el apartado Culturismo; Hola a tod@s. Ahora que llega el verano, solemos ir a la playa, piscinas etc y mi pregunta es si tomar el sol afecta en algo a los músculos, es decir, si no crecen, se ...

Resultados 1 al 13 de 13

Tema: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

  1. #1
    Recien llegado
    Registro
    mar 2009
    Mensajes
    37

    El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    Hola a tod@s. Ahora que llega el verano, solemos ir a la playa, piscinas etc y mi pregunta es si tomar el sol afecta en algo a los músculos, es decir, si no crecen, se encogen, etc.

    Gracias de antemano!!

  2. # ADS
    Forero Medio
    Registro
    mar 2009
    Mensajes
    1323

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?


     

  3. #2
    Recien llegado Avatar de Irigoyen
    Registro
    may 2009
    Ubicación
    Bolivia
    Mensajes
    35

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    De seguro que se broncean ;) jejejej ya es algo exagerado lo que estas diciendo para eso existe la piel para proteger nuestros musculos

  4. #3
    En el Gimnasio Espartaco Avatar de Isen
    Registro
    sep 2008
    Ubicación
    Castilla y León ESPAÑA
    Mensajes
    2,064

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    dicen que es bueno tomar el sol con moderación porque así el organismo recibe beta carotína o algo así, que según dicen es bueno para músculos y huesos

  5. #4
    Recien llegado Avatar de vishet
    Registro
    jul 2008
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,056

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    Irogoyen, la piel, junto con las mucosas, forman la primera defensa del cuerpo, la inespecifica, cuya funcion, aparte de regular la temperatura y la humedad del cuerpo, es impedir la entrada de todo tipo de agentes patógenos.

    Isendark, es bueno tomar el sol porque así la piel produce Vitamina D3, muy beneficiosa para los huesos y articulaciones, e indirectamente puede que para los músculos.

    Pero con 10min de sol ya has producido toda la V. D3 que necesitas. El resto del sol es totalmente innecesario, solo servira para aumentar las probabilidades de desarrollar cancer de piel. Así que casi mejor usar protector solar, que todos tienen el estandar australiano, de manera que tardarías mucho mas en producir esa cantidad de V. D3 que puedes producir y de paso las probabilidades del cancer se reducen muchiiiisimo.
    ¡¡Que la fuerza te acompañe!!
    :XD:

  6. #5
    La vida se goza cuando palpita Avatar de JoniB
    Registro
    abr 2009
    Ubicación
    De aquí alla y de aya aquí tambien.
    Mensajes
    14,930

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    mucho sol = a cancer de piel, pero a quien no le gusta estar bronceado jejeje!!.... a mi me encanta el solcito!!! espero que llege el verano pronto... aca estamos en invierno psss:S

  7. #6
    Forero Medio Avatar de Folla Cabras
    Registro
    may 2009
    Ubicación
    España - Canada
    Mensajes
    2,387

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    Muy interesante lo k decis vishet yo no suelo ir a la playa por temor a la sal k tendra su cuota de agresión a la piel no? por lo general me bronceo en spa, suena a mariconada pero mi madre se niega a k nos expongamos directamente al sol sin protector solar...

  8. #7
    Tha Coach Avatar de Sr. Kong
    Registro
    may 2009
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,813

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    Cita Iniciado por Folla Cabras Ver mensaje
    mi madre se niega a k nos expongamos directamente al sol sin protector solar...

    Pues ponte protector solar, cual es el problema ??

  9. #8
    Recien llegado Avatar de vishet
    Registro
    jul 2008
    Ubicación
    España
    Mensajes
    1,056

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    FollaCabras, dices que te bronceas en un spa... no lo haras en una maquina de esas de rayos UVA no?????????? por dios dime que no...

    Haber, la explicacion: rayos ultravioleta (UV) hay dos: los UVA y los UVB. Al sol te expones a ambos, en cambio en la maquina solo a los UVA. Los UVB son un poco más fuertes que los UVA, pero sirven como indicador de que te estas pasando con la radiacion.. el principal responsable de que se te ponga la piel roja o te salgan quemaduras son los UVB, que te indican que te estas pasando. En las máquinas, estos rayos no estan.

    Y si, pa la playa, protector! xD
    ¡¡Que la fuerza te acompañe!!
    :XD:

  10. #9
    Recien llegado
    Registro
    mar 2009
    Mensajes
    37

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    muchas gracias a todos por responder, y siempre me pongo bronceador, pero al final siempre acabo quemado jeje.

    gracias de nuevo

    Un saludo!!

  11. #10
    Forero Medio Avatar de Sanblasino
    Registro
    may 2009
    Ubicación
    Alicante
    Mensajes
    1,973

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    En el tema de lo que afecta a la piel ya te han respondido.

    Y en el tema de los músculos, no se porqué razón será, pero cuando jugaba al futbol los fisios nos proibían ir a tomar el sol hasta que no acabara la temporada, porque los músculos se agotaban mucho...

  12. #11
    Usuario Registrado Avatar de CLIOWILLIAMS
    Registro
    mar 2008
    Ubicación
    ESPAÑA
    Mensajes
    850

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    El estilo de vida actual nos lleva a vivir gran parte del año sin la luz natural del sol. En invierno nos levantamos antes de que salga el sol, pasamos la mayor parte del día en la oficina con luz artificial y regresamos a casa en el atardecer o cuando ya ha anochecido. Pues bien, la falta de luz solar es muchas veces la causa del desánimo, la apatía, el cansancio injustificado y hasta de la depresión que no suele manifestarse en otras épocas del año. Y, sin embargo, podemos evitarlo porque hoy existen bombillas y aparatos de luz artificial que imitan la luz solar y poseen sus propiedades.

    Desde que en 1879 Thomas Alva Edison perfeccionara la lámpara de incandescencia la vida de la mayor parte de la población mundial se ha convertido en un fenómeno que, fundamentalmente, se produce intramuros y bajo iluminación artificial. De hecho, mientras que hace 100 años el hombre pasaba el 90% de su tiempo bajo el sol actualmente no se puede hablar de más de un 10%. Los ciudadanos de los países "industrializados" apenas estamos al aire libre: con frecuencia nos levantamos incluso antes de que amanezca, pasamos casi todo el día en nuestro trabajo -generalmente mal iluminado- y volvemos a casa con la puesta de sol o, incluso, de noche sin que hayamos pasado un solo minuto bajo la saludable radiación de la luz natural. Algo que según multitud de estudios científicos afecta negativamente a nuestra salud. Y es que la ciencia ha confirmado lo que ya se sabía: que la luz del sol es necesaria para la vida. Simplemente, la vida depende de la luz del sol y muchos procesos de la Naturaleza se rigen por éste. Y los humanos no son una excepción.

    LA IMPORTANCIA DEL ASTRO REY
    Dios, vehículo de contacto con las divinidades, herramienta de curación, dador de vida, etc. Desde tiempos inmemoriales los humanos hemos considerado al sol como un elemento central de la creación (no en vano le seguimos denominando astro-rey). En cuanto a su utilización como elemento terapéutico se sabe que tanto en el antiguo Egipto como en Grecia y Roma estaban muy extendidos los baños de sol. Sin embargo, en los primeros siglos de nuestra era los conocimientos sobre la luz y sus beneficiosos efectos se abandonaron al prohibir la Iglesia Católica lo que entendía como "cultos paganos al sol". Estos conocimientos no serían retomados hasta mediados del siglo XVII cuando Jean-Jacques Rousseau propuso el necesario "regreso a la Naturaleza" que, entre otras cosas, consistía en salir al aire libre y tomar el sol.
    Posteriormente el periodo comprendido entre 1859 y 1890 fue especialmente fructífero en cuanto a la realización de estudios e investigaciones sobre la luz natural y su efecto sobre el cuerpo humano. Por ejemplo, en aquellos años se supo que nuestro organismo necesita del sol para mantener su equilibrio y que la luz azul tiene un efecto especialmente positivo sobre el sistema nervioso. Por otro lado, pacientes de tuberculosis acudían a Suiza para tratarse con éxito en los "balnearios de luz" construidos por los doctores Rollier y Poncet. También en esta época -en 1877- el doctor Downes Blunt demostró que la luz del sol destruye bacterias.
    Algún tiempo después -en 1903- el médico danés Nils Finsen obtuvo el Nobel por su éxito en el tratamiento de la tuberculosis cutánea con rayos ultravioletas y por ese motivo se le considera fundador de la Fototerapia.
    Posteriormente los descubrimientos del médico y biofísico ruso Alexander G. Gurtwitsch en 1922 darían lugar a lo que más tarde, en 1975, se conocería como Teoría de los Biofotones (los fotones son los componentes de la energía cuántica de la luz; cuando están en relación con sistemas biológicos -plantas, animales o personas- se denominan biofotones). El primero en estudiarlos a fondo fue el doctor Fritz Albert Popp, director del Instituto de Biofísica de Kaiserslautern (Alemania), para quien los biofotones -y, por tanto, la luz- comunican a los seres vivos con sus células afirmando que por ello "el origen de todas las enfermedades puede buscarse en una falta de luz en las células". Retomando un experimento incompleto de Gurtwitsch, Popp demostró que los defectos en la información genética del núcleo de una célula puede "repararse" en pocas horas si se la somete a una radiación débil de luz azul-violeta. De esos ensayos y de otros posteriores se extrajeron conclusiones que hoy son aceptadas por la comunidad científica. A saber: todas las células están en relación directa con la luz del sol; en todas ellas hay luz y emiten su propia luz; todas las células reciben información de la luz natural; y, por último, la luz no sólo regula la función celular sino otras funciones importantes del cuerpo.

    SOL Y SALUD
    Finlandia y Noruega, países con prolongados inviernos sin luz, tienen las más altas tasas de depresión y suicidios de todo el mundo. Pueden ser ejemplos pues de hasta qué punto la cantidad y calidad de luz que percibimos afectan a nuestro ánimo y a nuestra salud.
    Como decimos, la ciencia ha demostrado que la luz solar afecta a múltiples procesos biológicos humanos e influye sobre todo en los sistemas endocrino, nervioso e inmune. Así, cuál sea la naturaleza y la dosis de luz que llegue al ojo determinan el correcto o incorrecto envío de la información que captan los ojos desde el sistema nervioso central hasta el endocrino y el inmune. A este respecto es muy significativo el hallazgo del doctor húngaro Albert Szent-Györgyi -ganador del Nobel de Fisiología y Medicina en 1937 por aislar la vitamina C- quien descubrió que muchas enzimas y hormonas tienen color y son sensibles a la luz. También la luz influye en el proceso de regeneración celular ya que este tipo de energía se encuentra en todas las células vivas y funciona como sistema de conducción. Por otro lado, los ojos son los órganos sensoriales más importantes para la recepción de información procedente del mundo exterior motivo por el cual la retina contiene al menos 4 de los 6 neurotransmisores más importantes.
    Todo esto explica que una mala iluminación pueda provocar cambios de humor y comportamiento, menor rendimiento, falta de concentración y atención, intensa sensación de estrés, ansiedad, irritabilidad, trastornos del sueño, cefaleas, mareos, malestar general y fatiga o cansancio injustificados. Asimismo, se considera que la falta de la luz adecuada puede agravar o ser la causa de dolencias como el síndrome premenstrual, la infertilidad o la inapetencia sexual.

    LA "DEPRESIÓN INVERNAL"
    La llamada "depresión invernal" fue definida en 1981 por el doctor Rosenthal quien la denominó como "trastorno afectivo estacional", propio de nuestras latitudes. Según Rosenthal, esta afección -debida a la carencia de la adecuada y necesaria cantidad de luz natural- cursa normalmente con apatía, falta de energía, exceso de apetito y estado depresivo aunque los síntomas pueden ser muy diversos y difíciles de reconocer. Así, también se ha observado ánimo irritable, alteraciones del sueño y dificultades en el trato con los demás aunque se considera la falta de energía -que empieza a manifestarse en otoño y se prolonga durante los meses de invierno- como el elemento más definitorio y característico.
    Lo común es que todos estos síntomas se traten con antidepresivos cuando para el doctor Rosenthal "una falta de luz o una alteración del ritmo determinada por la falta de luz sólo puede combatirse con luz". La explicación es sencilla: la luz es responsable de la producción y regeneración hormonal, y por eso influye sobre nuestro estado anímico, físico y mental. Por eso es importante que las personas depresivas o que estén atravesando momentos de desánimo busquen y utilicen conscientemente el revitalizador efecto de la luz natural en cualquier época del año pero especialmente en los meses de otoño e invierno.

    ILUMINACIÓN INSUFICIENTE
    Precisamente en esos meses es sencillo comprobar cómo aumentan los porcentajes estadísticos de depresión y crisis de ansiedad. La explicación está, según los expertos, en que si normalmente pasamos el 85% de nuestro tiempo encerrados en esos meses -por el frío, las condiciones climáticas y la falta de luz- apenas vemos el sol. Es decir, nos pasamos la vida sin la luz adecuada. Nuestras viviendas, oficinas, colegios, hospitales, etc., están pobremente iluminados y a ellos no llega apenas luz natural.
    Para que la explicación sea más clara añadiremos que los humanos necesitamos un mínimo de luz de una intensidad de 800 a 1.000 lux a fin de que la glándula pineal inhiba la secreción de melatonina -la "hormona del sueño"- y secrete serotonina y dopamina -las hormonas de la actividad-. Pues bien, en los ambientes cerrados lo habitual son intensidades de entre 100-200 hasta 300-500 lux. Y esas cantidades son ínfimas si se las compara con los 10.000 lux que nos aporta la luz natural aunque el día esté nublado o los 150.000 de un mediodía soleado de verano. Por tanto, son intensidades insuficientes que no permiten superar la somnolencia y estar animados y mentalmente despiertos. Tener que trabajar, estudiar o vivir con esa iluminación inapropiada requiere un gran esfuerzo por parte de los ojos y del cerebro, nos supone tener que desplegar una mayor concentración y atención y causa un innecesario e insalubre estrés adicional. Además, en entornos cerrados la iluminación es biológicamente insuficiente y nuestro cerebro sigue pasivo lo que provoca que se induzca una sensación de pesimismo, cansancio y sueño que incluso puede modificar los ritmos circadianos normales.
    Por otro lado, como bien explica Carlos M. Requejo -arquitecto interiorista y coordinador del postgrado del Geobiología y Salud del Hábitat de la Universidad Politécnica de Cataluña-, "la luz artificial suele carecer de los colores del sol pues las lámparas incandescentes emiten una luz cálida, con dominante naranja-rojo y ausencia total de los tonos de alta frecuencia -verde, azul y violeta- mientras que las lámparas fluorescentes corrientes dan una luz fría dominante verde-azulada y son deficientes en violeta y rojo. Además lo normal es que produzcan un casi imperceptible parpadeo -llamado reactancias- a 50 Hz. que genera contaminación electromagnética". Contaminación que por sí misma induce ondas cerebrales de estrés además de fatiga crónica y cansancio visual.

    LUZ ARTIFICIAL PARA EL BIENESTAR
    Afortunadamente gracias a los numerosos estudios llevados a cabo hoy se tiene una mayor y mejor conciencia de la importancia de trabajar y vivir con la luz adecuada. La luz natural diurna que produce el sol consiste en un amplio y continuo espectro de radiación y, por tanto, una iluminación artificial adecuada para el hombre tiene que parecerse a la luz natural.
    Pioneros en esta idea fueron los doctores John Ott y Fritz Hollwich, dos de los más reconocidos expertos internacionales en esta materia que ya en los años 30 se interesaron por conseguir una fuente de luz que imitase el espectro de la luz del sol tanto como fuera posible. Por entonces, y tras realizar numerosos experimentos, Ott llegó a afirmar: "Por fin hemos descubierto que la luz es un producto alimenticio como la comida y que la luz inadecuada puede hacernos enfermar igual como una mala alimentación. Por el contrario, una iluminación adecuada puede mantener sana nuestra salud".
    Tras estos primeros resultados se centraron en desarrollar lámparas o bombillas fluorescentes que lograran producir una iluminación de color blanco puro similar a la del sol y que contuvieran las longitudes de onda de los distintos colores del arco iris. Los primeros prototipos de estas lámparas se emplearon en naves espaciales y submarinos -lugares completamente herméticos en los que la única iluminación posible es la artificial- para contrarrestar los problemas de salud relacionados con la falta de luz natural entre las tripulaciones de submarinos y los equipos de astronautas. De la observación de la mejoría de estas personas se coligieron los efectos beneficiosos de esta tecnología que, a día de hoy, sigue siendo utilizada por la NASA.

    "ESPECTRO COMPLETO": LUZ SANA
    Hoy día las lámparas ideadas por Ott y Hollwich -llamadas "fullspectrum" o de espectro completo- se emplean no sólo para iluminar interiores de forma saludable sino también como "terapia de luz" para tratar diversas dolencias. Sea cual sea el uso, la clave está en que logran -a través de la retina- estimular los neurotransmisores cerebrales y aportar al organismo la intensidad lumínica necesaria y adecuada para que los sistemas endocrino, nervioso e inmune funcionen a pleno rendimiento.
    La clave está en que estas bombillas -que se adaptan a cualquier lámpara convencional- producen una luz que es en un 97% igual a la luz natural procedente del sol. La diferencia es que emiten una radiación reducida de rayos ultravioletas y eliminan los efectos nocivos de estos. Por lo demás, se presentan como una tecnología capaz de producir un espectro de luz casi idéntico al natural, de transmitir los colores de la misma manera que se presentan en la Naturaleza, de generar un efecto biológico estimulante y saludable y de hacerlo con una calidad de luz homogénea y equilibrada.
    Desde el punto de vista médico esta luz artificial de espectro completo, continuo y uniforme -es decir, sin parpadeo- se emplea desde principios de los años 80 como terapia, "terapia de luz" o Fototerapia ya que se la considera especialmente indicada para el tratamiento del trastorno afectivo estacional, el síndrome premenstrual y la menopausia, el insomnio, la hipertensión, el asma, la depresión y las enfermedades cutáneas además de como estimulante del sistema inmune. Es más, en algunas clínicas especializadas de Alemania se utiliza la Fototerapia como coadyuvante en el tratamiento de tumores.
    En cuanto a su uso doméstico, Natural Power&Tech -una de las empresas que comercializa estas lámparas- afirma que basta con bañarse con esta luz durante treinta minutos cada día para notarse mejor aunque lo ideal sería tener bombillas fullspectrum por toda la casa. Así, según parece, no sufre tanto la vista, se posee una mejor visión de contraste, se padece menos estrés, desaparece la sensación de cansancio y se encuentra uno más activo, de mejor humor y, en general, más sano. Además se puede optar por distintas bombillas -fluorescentes o halógenos- según sea el efecto que se quiera conseguir (por ejemplo, luz blanca para aumentar la concentración en el trabajo o cálida y acogedora para crear un ambiente relajante).
    En suma, a falta de luz natural de espectro total estas lámparas pueden ser una interesante alternativa para iluminar nuestras casas, lugares de trabajo, escuelas, etc. Con una luz quizás no tan saludable como la solar pero, desde luego, más sana que la artificial convencional. Eso sí, siempre que pueda regálese un buen paseo con luz natural; y si puede ser, bajo el sol. Lo notará.
    Codigo descuento iherb: NSK002 ...entra por aqui y lo tendras incluido,facil y sencilo: http://www.iherb.com/?rcode=TEB818
    DESCUENTO DEL 5% EN MYPROTEIN MP24098145

  13. #12
    Forero Medio Avatar de kilianV
    Registro
    abr 2009
    Mensajes
    2,296

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    jajaaj si te encojen los musculos jajaja

    yo soy muy blanco, y cuando tomo el sol me pongo rojo enseguida :'(((((((

  14. #13
    Usuario Registrado Avatar de Yago_valh
    Registro
    jun 2009
    Ubicación
    Sevilla
    Mensajes
    227

    Re: El sol afecta en algo a nuestros músculos?

    Bronceado y con aceite corporal se ven mejor los músculos por juego de luces y sombras.. jejejeje

Temas similares

  1. en que afecta el viagra la musculacion
    Por alessandro en el foro General
    Resp: 20
    Último mensaje: 15-enero-2014, 19:58
  2. El cannabis afecta a la musculatura?
    Por Alexciclo en el foro General
    Resp: 9
    Último mensaje: 21-junio-2012, 22:34
  3. Hasta cuando nuestros músculos aprovechan los nutrientes ?
    Por ADRiLASh en el foro Nutrición y Dietas
    Resp: 4
    Último mensaje: 05-junio-2012, 14:53
  4. como afecta el tabaco a los musculos?
    Por davidf92 en el foro Culturismo
    Resp: 11
    Último mensaje: 05-julio-2010, 22:10
  5. ¿se puede cambiar la forma de nuestros musculos?
    Por PailoGeo en el foro Artículos
    Resp: 2
    Último mensaje: 04-diciembre-2009, 17:44

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •